miércoles, 1 de febrero de 2017

Guacamole







Como cada miércoles hoy les traigo una rica práctica y económica receta mexicana. Les servirá de acompañamiento en sus platillos o simplemente por el antojo de probarlo, en  México se consume muy a menudo por no decir que siempre. El guacamole es por más uno de los platos que nos representa a los mexicanos y es conocido mundialmente aunque también sé que lo preparan hasta en Tailandia. Lo importante es su rico sabor.

El nombre guacamole proviene del náhuatl Ahuacamolli traducido al español, que se compone de las palabras Ahuacatl + molli. En la cocina mexicana se usa como salsa picante para acompañar todo tipo de tacos, tortas  y otros guisos, la mayoría con base en las carnes rojas. Por el contrario en otras cocinas la misma salsa o variedades se usan como salsas, tentempié o plato principal, tal es el caso de los EE.UU.  Donde se come con totopos o se usa como salsa para guisos de carne.

Además de su delicioso sabor, el guacamole es altamente beneficioso para la salud cardio-vascular, ya que ayuda a bajar los niveles de colesterol, de triglicéridos y aumenta los niveles del "colesterol bueno" Este efecto saludable lo produce el aguacate, por ser un fruto de alto valor energético rico en grasas mono-insaturadas, que son las recomendadas al momento de haber una dieta para combatir el colesterol. Tiene también antioxidantes, así como vitamina E. Únicamente no debe ser consumido por personas que tengan cálculos en la vesícula biliar, dado que origina movilización de los mismos originando dolor intenso. Esta deliciosa salsa como muchas otras preparaciones de la comida mexicana, ha enriquecido la comida del mundo, aportándole sabor e identidad.
Adentrémonos a lo que es la receta.

Ingredentes 🍳                           


1kl de aguacate
1 chile jalapeño
Media cebolla
Jugo de 2 limones
Sal al gusto
Licuadora















Procedimiento 🍜

Agrega a la licuadora el jugo de los limones,
El chile jalapeño córtalo en 2 y agrégalo a la licuadora junto con el trozo de cebolla. Licua todo muy bien ya que puede no molerse del todo el chile o cebolla
Una vez que tengas todo licuado perfectamente, es hora de partir los aguacates y agregarlos a un recipiente y machácalos muy bien


Una vez que estén machacados los aguacates agrégale la mezcla que licuaste e incorpora muy bien. Agrega sal a tu gusto e incorpora nuevamente muy bien
Una vez listo a disfrutar con lo que se te antoje.

BUEN PROVECHO.

1 comentario:

  1. Te ha quedado con una pinta deliciosa

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar